Bombas de chocolate caliente para Navidad

Chocolate caliente a la taza

Con este frío solo apetece un buen chocolate caliente y para ello os he preparado estas bombas de chocolate caliente para Navidad. Sin duda una forma diferente de servir y disfrutar de esta bebida calentita, digna de Dioses.

¿No os parecen realmente cuquis estas bombas? A mí me han robado el corazón y es que son muy fáciles de hacer y si hay niños en casa son ideales.

Esta semana ha llegado mi sobrino de 5 añitos de visita a Alemania, y claro, yo he hecho algunas recetas para recibirlos.

Para los adultos he hecho un Apfelstrudel, ha sido mi primera vez y estaba tan rico, que os prometo que os compartiré la receta en breve.

Y para Leo, he hecho estas bombas de chocolate caliente para cuando a las 16:30 sea de noche y ya no se pueda salir de casa tanto. Además, la semana pasada hice unas galletas de navidad en forma de estrella preciosas que congelé (podéis ver los dulces que sí y no se pueden congelar) para poder llevarlas también esta semana.

Como veis no van a faltar recetas dulces navideñas estos días, y es que para mí no hay época del año más bonita que la Navidad y como no la puedo disfrutar con la familia, pues la adelanto un poquito.

Estas bombas de chocolate caliente las he hecho básicamente con productos de Funcakes, no es ninguna promo ni publi, simplemente es mi marca de confianza para el tema de chocolates para fundir y decoraciones.

Evidentemente, podéis usar vuestra marca favorita, ya que os quedarán igual de divinos.

Así que espero que os guste mucho esta receta, para mí es preciosa (creo que no está bien que lo diga yo, no?) En fin, amores, podéis echar imaginación y hacer otros dibujos o incluso imitar bolas del árbol de navidad.

Con estas bombas de chocolate caliente la imaginación es infinita.

Mil besos

  1. Vamos a empezar a preparar esta preciosa receta para Navidad.
  2. Para ello os voy a ir explicando como hacer una bomba explícitamente y las otras dos, las explicaré más por encima, ya que es el mismo procedimiento pero con diferentes chocolates y decoración.
  3. Empezamos por el muñeco de nieve, es decir por el chocolate blanco. Para ello vamos a fundir 200 g del chocolate blanco. Yo uso el chocolate de Funcakes, puesto que me encanta su sabor, textura y sobre todo el color, pero podéis usar vuestro favorito. Y para fundir el chocolate voy a usar una máquina especial para fundir chocolate.
  4. Una vez fundido, cogemos un molde con semiesferas de silicona y con ayuda de una cuchara vamos a ir rellenando las paredes del molde. No debe quedarnos ningún hueco vacío. Cuando tengamos una primera capa la introducimos en la nevera 15 minutos y repetimos este proceso 3 veces. Eso sí, en la última capa, haremos especial hincapié en los bordes superiores para que sean más resistentes al desmoldado.
  5. Una vez tenemos las semiesferas endurecidas, vamos a desmoldarlas con mucho cuidado de que no se nos rompan y vamos a igualar los bordes, para que así nos quede perfecto (o casi) el pegado final. Para ello, yo utilizamos un cuenquito de la máquina de fundir chocolate. Ponemos a calentar el cuenco y cuando está caliente le damos la vuelta y sobre su base, fundimos un poco los bordes para que queden lisos. Podéis usar cualquier sartén, plato, cacerola… caliente.
  6. Para que se endurezca de nuevo el chocolate de los bordes, dejamos las semiesferas dentro de una cápsula de cupcake, esto lo hacemos para que no se nos mueva. En la foto podéis apreciar los bordes perfectos.
  7. Ahora vamos a dejar estas semiesferas de lado y vamos a hacer las siguientes. Para ello lavamos el molde, pero eso sĂ­, hay que secarlo bien ya que el agua y el chocolate no son buenos amigos.
  8. Cogemos ahora el chocolate toffee y vamos a hacer los muñecos de jengibre. En este caso también uso el chocolate toffee de Funcakes, es un poco más denso que el blanco, ya que es para hacer bombones, pero queda genial y está riquísimo. Así que vamos a fundir 200 g de este chocolate.
  9. Una vez fundido, vamos a repetir el mismo paso de antes con las semiesferas blancas, es decir, cubrimos el molde y lo dejamos en la nevera tres veces y después igualamos los bordes y reservamos.
  10.  Y por último vamos a hacer el reno Rudolph. Para ello yo he usado 250 g chocolate blanco para fundir (el del supermercado) y unos 20 g aproximadamente de chocolate negro. Digo aproximadamente, porque no lo he pesado, ya que me he fijado más en el tono que quería conseguir para el reno. Así que os recomiendo ir añadiendo chocolate negro muy poco a poco hasta tener el color deseado.
  11. Ahora volvemos a hacer el paso de relleno del molde, enfriado, desmoldado e igualado.
  12. Una vez tenemos todas las semiesferas listas, vamos a empezar a dibujar nuestras bombas. Yo voy a decorarlas por ambas caras, pero podéis decorar solo una parte de la bomba.
  13. Empezamos por el muñeco de nieve nuevamente, para ello vamos a necesitar palillos, el colorante liposoluble naranja, el boli comestible, chocolate blanco, chocolate negro y chocolate toffee.
  14. Hacemos con el chocolate negro los ojos y con el chocolate blanco hacemos dos puntitos (cuando el chocolate negro endurezca), uno más grande que otro. Seguidamente, coloreamos un poco de chocolate blanco y hacemos una nariz a modo de zanahoria.
  15. A continuación, con el boli comestible, pintamos la boca. Yo lo he hecho con puntitos, pero podéis hacerlo como más os guste. Y para terminar haremos una especie de flequillo con el chocolate toffee. Para esta última decoración he usado un manga pastelera sin boquilla. Solo con un pequeño agujerito.
  16. Una vez tenemos listos los muñecos de nieve, vamos a por el muñeco de jengibre. Para él necesitamos; Chocolate negro, chocolate blanco, boli comestible, palillos, y colorante liposoluble rosa.
  17. Empezamos de nuevo haciendo los ojos, exactamente como los del muñeco de nieve. Seguidamente, vamos a dibujar la boca y mezclamos un poco de colorante liposoluble rosa en chocolate blanco para hacer las mejillas del muñeco.
  18. Como toque final, vamos a hacer una especie de espiral arriba de los ojos a modo de flequillo con el chocolate blanco. Para esta decoraciĂłn he usado de nuevo una manga pastelera sin boquilla.
  19. Y para finalizar vamos a hacer el reno Rudolph. Para Ă©l vamos a necesitar; chocolate negro, chocolate blanco, colorante liposoluble rojo y chocolate toffee.
  20. Empezamos esta vez con la nariz, para que nos quede más centrada la cara. Para ello cogemos un poco de chocolate blanco y lo coloreamos con el colorante rojo y con ayuda de un palillo vamos a hacer una nariz.
  21. Seguidamente, hacemos los ojos de la misma forma que los dos otros muñecos y para finalizar con el chocolate toffee hacemos unos cuernitos.
  22. Ya tenemos nuestros tres diseños listos, ahora toca rellenarlos y cerrarlos. Así que vamos a ello. Empezamos de nuevo con el muñeco de nieve (recordad que solo rellenamos una mitad, la otra la necesitamos vacía para poder cerrarlas) y esta va a tener un sabor más a caramelo. Para ello, vamos a poner en una de las semiesferas; 4 cdtas de chocolate a la taza o similar, unos pequeños caramelos de Funcakes, un bombon por bomba de chocolate y caramelo y nubes. Ojo, tiene que cerrar.
  23. Para el muñeco de jengibre vamos a darle un sabor a galleta de jengibre, para ello usamos; 4 cdtas de chocolate a la taza o similar, un bombón por bomba de chocolate con leche, 1/2 cdta de especias de espéculos y nubes. (Sí, se me olvidó poner las nubes en la foto)
  24. Y vamos a por el Ăşltimo (mi favorito). El reno Rudolph va a ser puro chocolate y para ello vamos a necesitar; 4 cdtas de chocolate a la taza o similar, chips de chocolate, un bombĂłn de chocolate negro por bomba y nubes.
  25. Ahora que ya tenemos 3 mitades de cada muñeco rellenas, vamos a cerrarlas. Para ello vamos a hacer como hemos hecho con la igualación de los bordes del principio. Pero mucho más rápido, porque necesitamos que el chocolate fundido esté blandito para que se pegue con la otra mitad. Si nos quedan huequitos vacíos en la junta, podemos con ayuda de un pincel fino rellenarlos con el chocolate fundido que se queda en el cazo.
  26. Una vez cerradas las bombas, las vamos a dejar sin tocar durante 30 minutos, asĂ­ nos aseguramos que el chocolate se ha endurecido por completo.
  27. Et voilĂ … ya tenemos esta preciosa receta lista.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.