Coulant de chocolate casero

Como hacer coulant de chocolate paso a paso

Foto de la receta de coulant de chocolate casero

¡Por Dios! Que regalo para el cuerpo este coulant de chocolate, «¿Regalo? Pero si son puras calorías un Coulant», diréis, y os doy la razón, pero ¿y la cantidad de endorfinas que liberamos al degustarlo? eso es buenísimo para el cuerpo, que porque no se pueda cuantificar no significa que no exista, de hecho, echarle un ojo a los artículos que hay en la red bajo la búsqueda beneficios de las endorfinas para la salud, os sorprenderéis del poder que tienen.

Bien, y dicho lo anterior, ya no tenéis porque justificaros cuando os comáis un coulant de chocolate como este y simplemente os tenéis que preocupar de disfrutarlo, porque si lleva chocolate es una apuesta segura, por algo es el ingrediente que  más utilizo en mí blog y gracias el he realizado un sin fin de recetas con chocolate.

Me costaría elegir entre que receta con chocolate quedarme, pero este coulant de chocolate estaría en el top 3 sin duda, es perfecto en invierno porque servido calentito (¡Que es lo suyo eh!, no pequemos de vaguetes) es una comida de reyes, y servido en verano junto con una bola de helado de vainilla a su lado es una comida de Dioses.

Lo que más me maravilla del coulant de chocolate es su sencillez a la hora de elaborarlo, mucha gente piensa que la crema de chocolate de su interior es una crema inyectada posteriormente, ¡y nada más lejos de la realidad! Cuando leáis los pasos os daréis cuenta que es mucho más sencillo que eso y que en realidad es saber el punto y tiempo de cocción, y por este motivo es importante que sigáis los pasos que indico de principio a fin.

Y antes de ponernos con la receta, recordaros que cualquier duda o aportación, comentarla al final de este post. ¡Venga, vamos a elaborar la fabrica de endorfinas!

  • 3 huevos (Talla:M).
  • 60 gr. de mantequilla sin sal (pomada).
  • 60 gr. de azúcar normal.
  • 60 gr. de harina de repostería.
  • 120 gr. de chocolate para fundir.
  • 15 gr. de cacao puro en polvo.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional).
#gallery-1 { margin: auto; } #gallery-1 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 100%; } #gallery-1 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-1 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */
  1. Para empezar esta deliciosa receta lo primero que vamos a hacer es tamizar la harina y el cacao en polvo.
  2. Una vez tamizado lo reservamos y vamos con el siguiente paso. Así que ponemos a fundir el chocolate al baño María.
  3. Cuando este fundido añadimos la mantequilla y removemos hasta que nos quede una crema homogénea. En cuanto lo tengamos lo dejamos entibiar un poquito mientras preparamos el siguiente paso.
  4. Por otro lado ponemos el azúcar en un cuenco junto con los huevos y lo batimos hasta que quede una mezcla blanquecina.
  5. A continuación, cuando el chocolate este tibio, iremos añadiéndolo a los huevos poquito a poco y sin dejar de batir. Es importante que el chocolate no este muy caliente ya que podría cuajar los huevos y destrozaríamos la receta. Pero eso no va a ocurrir ya que estáis hechos unos artistas!
  6. Bueno ahora, una vez tengamos una crema espesita vamos a añadir la cucharadita de esencia de vainilla.
  7. Y ya por ultimo añadiremos la harina tamizada con el cacao y batiremos hasta que nos quede una mezcla homogénea.
  8. Ahora ya solo nos queda volcar la mezcla en los cuenquitos que hayamos elegido. Yo he rellenado el molde casi hasta arriba ya que como no lleva levadura no leva. Pero aun así dejad margen porque algo si que hincha ya que hemos aireado la masa con la batidora.
  9. Cuando tengáis los cuenquitos llenos, los vamos a introducir al congelador 2 horitas. Se pueden guardar congelados en el horno bien tapaditos un mesecito y hornearlo cuando mas nos apetezca.
  10. Transcurrida la hora, lo sacamos del congelador y lo horneamos sin descongelar a 200°C durante 15 min. Este tiempo es aproximativo, ya que depende como nos guste el corazón. Si nos gusta mas liquido lo dejaremos menos tiempo y si lo queremos mas espesito mas tiempo.
  11. Transcurrido el tiempo de horneado lo dejamos enfriar un poquito para no quemarnos y desmoldamos y servimos .
  12. ET VOILÀ….Ya tenemos nuestro delicioso coulant de chocolate

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.