Horchata de chufa

Receta de horchata casera

Foto de la receta de horchata de chufa

Como buena valenciana, amo la horchata de chufa, me encanta su sabor su delicadeza, su fácil elaboración y que es una receta típica de mi tierra. Concretamente la horchata floreció en Alboraya, un pueblo de valencia, pero la trajeron los musulmanes en el siglo VIII y a día de hoy es denominación de origen.

Recuerdo con cariño que mi abuela, preparaba horchata de chufa bien fresquita en verano para merendar o cuando estábamos malos de la tripa, acompañándola con fartons caseros hechos tambien por ella. La verdad es que era un remedio casero que iba genial. A día de hoy cuando me duele la tripa, busco chufas y me hago mi propia horchata de chufa.

Desde hace tiempo tenia ganas de publicar esta receta ya que cuando empiezas a preocuparte por los beneficios de las cosas que bebes y comes, te das cuenta lo rica que es la Horchata nutricionalmente.

Para que os hagáis una idea, la horchata de chufa es rica en minerales como el magnesio, fósforo, calcio y hierro. Contiene vitaminas C y E. No contiene lactosa ni colesterol y es antidiarréico gracias a su alto contenido en almidón.

Por último al no contener sodio, es beneficiosa para personas hipertensas y posee ácido oleico que favorece a la lucha contra las enfermedades cardiovasculares.

Al ser una receta casera, que no lleva conservantes ni nada artificial, es aconsejable consumirla preferentemente antes de 3 o 4 días y guardarla en la nevera siempre. Tened en cuenta que antes de tomarla debéis agitarla para que se mezcle.

Y como sugerencia, os recomiendo que degustéis esta horchata de chufa con unos buenos fartons, deliciosos. Y si os gusta probar cosas nuevas, podéis probar el arroz con horchata, es lo mismo que el arroz con leche, pero sustituimos la leche por horchata.

  • 250 gr. de chufas.
  • 125 gr. de azúcar.
  • 1 L. de agua fría.

Foto de la receta de horchata de chufa

  1. Para empezar ponemos en un cuenco las chufas y las cubrimos con agua para dejarlas hidratar durante 24h, cambiándoles el agua cada 8h, es decir, 3 veces.
  2. Transcurrido el tiempo, escurrimos y enjuagamos bien nuestras chufas hidratadas.
  3. Ahora ponemos en un cuenco vacío las chufas hidratadas y 250 ml de agua fría y con una batidora de brazo las trituramos hasta conseguir una pasta fina.
  4. Pese a que este paso no es necesario, a mi me gusta dejar macerar la masa en el frigorífico durante 2h para que el sabor se asiente y se concentre (este paso será necesario siempre y cuando hayamos dejamos en remojo nuestras chufas un tiempo inferior a 8h y el tiempo de macerado será de 6h.).
  5. Transcurrido el tiempo, tan solo tenemos que coger el agua fría restante (750 ml) y mezclarla con nuestra masa de chufas trituradas.
  6. Veremos como se ensucia el agua.
  7. Una vez bien mezclado, colamos la mezcla (yo aconsejo un colador de tela ya que de esta manera nos aseguraremos que no quede ningún grumo).
  8. Por último, añadiremos el azúcar y estará listo para consumir.
  9. Y…VOILÀ!! Ya tenemos lista nuestra Horchata de Valencia para sorprender a nuestros invitados o simplemente disfrutar en soledad.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.