Leche de avena casera

Leche vegetal de avena

Foto de la receta de leche de avena casera

Si, ¡estas viendo bien, hoy preparamos una deliciosa leche de avena! Es una receta sin miles de calorías y azúcar a rebosar! De vez en cuando habrá que hacer recetitas saludables, ¿no?, ¡Que todo se puede combinar! En este caso es una bebida nutritiva, y con un cereal que esta muy de moda, la avena.

La leche de avena es idónea para hacerla para disfrutarla con nuestros cereales, porque hay que decir que es un poco insípida. O por lo menos a mi me lo parece. Si me dan a elegir cual es mi leche vegetal favorita, sin duda me voy a por la leche de avellanas. Me chifla el sabor.

Hay que decir a favor de la leche de avena que sus beneficios son múltiples y no es necesario que sea yo la que empiece a dar datos científicos contrastados, tan solo tecleando «beneficios de la leche de avena» en Google será más que suficiente para leer artículos super interesantes explicando sus beneficios.

Además es ¡baratísima y muy rápida de hacer!. Y lo mejor es que aunque muchas veces no caigamos en la cuenta, es que podemos usarla en nuestras recetas, ya que podemos sustituir la leche de vaca por cualquier leche vegetal, incluso darle un toque especial a un bizcocho usando por ejemplo leche de almendras.

Ademas, no tiene azúcares, aunque si necesitáis endulzarla, os animo a que le echéis un vistazo al post sobre azúcares que he hecho. Es muy completo y ademas os explico como sustituir los azucares en vuestras recetas.

Esta leche de avena se tiene que servir bien fresquita y conservar en el frigorífico un máximo de 2 días, ya que no lleva ningún tipo de conservantes. También recomiendo agitar antes de servir, ya que la avena es mas densa que el agua y se queda en la parte de abajo.

  • 100 gr. de copos de avena.
  • 625 ml de agua mineral.
  • 10 gr. de Stevia.
  • Una pizca de sal.
  • 5 ml de esencia de vainilla (Opcional).
#gallery-1 { margin: auto; } #gallery-1 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 100%; } #gallery-1 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-1 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */
  1. Para empezar esta receta vamos a poner en remojo los copos de avena con aproximadamente 200 ml. de agua y los vamos a dejar durante 30 minutos.
  2. Transcurrido este tiempo, vamos a volcarlos en una jarra mezcladora.
  3. A la cual vamos a añadir también 400 ml. de agua, la esencia de vainilla , la stevia y la pizca de sal.
  4. Y con ayuda de una batidora vamos a batirlo bien.
  5. Cuando veamos que es una mezcla homogénea, añadimos el resto del agua y seguimos batiendo hasta que quede bien integrada.
  6. Como ultimo paso cogemos un colador de tela o algodón y lo vamos a colar.
  7. Yo os recomiendo que os ayudéis de una cuchara ya que aunque no lo parezca es una mezcla un poco viscosa.
  8. Y con un poquito de paciencia conseguiremos separar los copos de avena , estos como os daréis cuenta quedan como una masa viscosa. Así que cuando ya lo tengamos, desechamos los restos de copos de avena.
  9. Lo dejamos en la nevera un par de horitas para poder servirlo fresquito. Yo os recomiendo que como mucho lo consumáis en dos días y que antes de servirlo lo agitéis.
  10. ET VOILÀ….ya tenemos lista nuestra nutritiva y deliciosa leche de avena. Perfecta para refrescarnos y aportarnos un puñadito de vitaminas.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.