Trifle de café casero

Postre con café

Foto de la receta de trifle de café

El café, bebida internacional por excelencia para acompañar las mañanas, sobre todo si son frías, ya que no hay nada comparable al bienestar que invade nuestro cuerpo cuando nos calienta las manos una taza de café, mientras su acogedor olor invade la estancia y su sabor deleita nuestro paladar, porque si algo bueno tiene el café es que es tan personalizable como consumidores hay en el mundo, y es muy utilizado en los postres por su magnífico sabor, como en este caso de trifle de café, o también como potenciador del sabor, porque aunque su sabor no sea el predominante, intensifica el sabor del dulce, por ejemplo en un bizcocho de chocolate podéis agregar unos milímetros y ayudará a intensificar su sabor original sin que deje de saber a cacao.

Volviendo al aroma del café, en mi vida me he encontrado con los dos extremos, los que les encanta y que lo utilizan incluso a modo de marketing para alquilar o vender casas, y a quien no le gusta para nada ni el olor ni el sabor (En singular porque solo ha sido una persona, así que con él, los anteriores tendrían la venta de la casa perdida). Recuerdo que cuando empecé a probar el café su sabor amargo tampoco me entusiasmaba, pero el olor me volvía loca, ahora soy adicta al café aunque su consumo lo limito al fin de semana.

He de decir que para hacer un Espresso como el que hecho se necesita una cafetera de alta presión como la mía, la cafetera MINI ME – NESCAFÉ® Dolce Gusto® con 15 bares de presión. Lo mejor de todo es que dispone de una cápsula patentada que adapta la presión a cada bebida. ¡La máquina dispone del sistema «Play&Select» que prepara las bebidas automáticamente y aunque la cápsula sugiere la dosificación, esta la puedes modificar a tu gusto!

Y como siempre, comentar que tal os ha parecido esta receta de trifle de café, y si disponéis de alguna foto siempre podéis etiquetarme a mi Instagram.

  • Para el Crumble:
  • 100 gr. de margarina.
  • 45 gr. de cacao en polvo amargo.
  • 120 gr. de harina normal.
  • 100 gr. de azĂşcar moreno.
  • Para la crema:
  • 150 ml de nata para montar.
  • 235 gr. de queso crema.
  • 85 ml de crema agria.
  • 120 gr. de azĂşcar glass.
  • 15 ml de cafe espresso itenso NESCAFÉ® Dolce Gusto®.
  • 5 ml de esencia de vainilla.
#gallery-1 { margin: auto; } #gallery-1 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 100%; } #gallery-1 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-1 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */
  1. Para empezar, vamos a hacer el crumble, para ello ponemos en un bol todos los ingredientes, es decir, la harina, el azúcar moreno, el cacao y la margarina y batimos con una batidora de varillas. Debemos conseguir que los ingredientes estén bien integrados y además que quede una mezcla muy suelta, a grumos.
  2. Ahora extendemos la mezcla sobre un tapete de cocciĂłn o papel sulfurizado.
  3. Seguidamente, con el horno precalentado, horneamos nuestro crumble a 190ÂşC durante 8 minutitos y con la resistencia arriba y abajo.
  4. Transcurrido el tiempo, lo sacamos del horno y dejamos que enfrĂ­e y endurezca.
  5. Una vez haya endurecido, con la ayuda de algún utensilio, vamos rompiéndolo hasta que quede un crumble suelto y lo reservamos en algún cuenco.
  6. Ahora le toca el turno a la crema de café, para ello vamos a hacernos un café solo con una cápsula NESCAFÉ® Dolce Gusto® y de ese café cogemos únicamente 15 ml y lo dejamos entibiar, yo he utilizado la variedad espresso intenso.
  7. Seguidamente vamos a montar la nata con la ayuda de una batidora de varillas, ya sabéis, con todo bien frío, 4 minutos a máxima velocidad.
  8. Una vez montada, cambiamos nuestro cabezal de la batidora, en mi caso el de mariposa para realizar mezclas.
  9. Seguidamente incorporamos el queso crema a la nata montada y removemos.
  10. Una vez incorporados,sin dejar de batir, añadiremos la crema agria, la esencia de vainilla y el café NESCAFÉ® Dolce Gusto® de forma progresiva.
  11. Una vez consigamos una mezcla homogénea, añadiremos el azúcar glass poco a poco y sin dejar de batir. Una vez hayamos conseguido una crema consistente, ya lo tendremos listo. Si por algún motivo os queda un poco líquida, podéis probar a echarle un poco más de azúcar glass.
  12. Ahora viene el mejor paso de todos, el montaje, para ello tan solo tenemos que crear capas de cada una de las preparaciones que hemos realizado, es decir, en el recipiente elegido, creamos una capa de crumble que ocupe 1/6 parte del recipiente, seguidamente, sobre el crumble añadimos nuestra capa de crema de café que ocupe también 1/6 parte aproximadamente, y así sucesivamente.
  13. Cuando tengamos nuestro trifle montado, lo decoramos como más nos guste, con un poco de chocolate troceado, o con un poco más crumble o cacao espolvoreado, en fin, dejad volar vuestra imaginación, en mi caso lo he hecho con granos de café pegamos en isomalt.
  14. ¡Et…VoilĂ ! Ya tenĂ©is una deliciosa receta con un olor y sabor inconfundible a cafĂ©. Espero que os guste! Un besazo!

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.