Baklava de nueces y almendras

Aprende a hacer esta baklawa griega

Foto de la receta de baklava con nueces y almendras

¿Conocéis la baklava o baklawa? Yo la conocí el año pasado, gracias a un amigo que fue de viaje a Turquía y la trajo para que la probáramos. Y la verdad es que me enamoró su sabor especiado con la pasta filo crujiente.

Desde entonces he buscado recetas y hecho  mis pruebas, y la verdad es que hay muchas variantes, puesto que no se sabe exactamente su procedencia, si turca o griega. Se dice que el dulce es típico de Turquía, pero que los griegos lo perfeccionaron.

Aun así la mayor diferencia que encuentro yo entre la baklava turca y la griega es que la turca lleva dátiles para endulzar en vez de miel. Pero no he llegado a un consenso seguro.

Este dulce es realmente fácil de hacer y ya os adelanto que sorprenderéis a todos vuestros invitados, porque la apariencia que tiene es de auténtica pastelería árabe. Una verdadera delicia para todos los sentidos con su sabor a canela, clavos y agua de azahar o de rosas.

Este postre se hace con pasta filo, y como os conozco y me vais a decir que no sabéis como se hace esa pasta ni donde comprarla, me voy a adelantar a vosotros. La pasta filo es una pasta a base de harina, agua y un poco de aceite, la cual se amasa hasta que queda tan fina que se transparenta.

Yo no he probado hacerla, puesto que es tan barata en el supermercado que me ahorro tiempo y dinero. Si os digo que es la masa con la que se hace el strudel, seguro que os suena más.

Pues bien, esta masa la podréis encontrar en los supermercados, en la sección de masas en la nevera, no en los congelados. Es una masa que una vez abierta hay que usarla rápidamente, puesto que es tan fina que se seca y se rompe fácilmente.

Así que ya dejo de hablar y os dejo que veáis lo deliciosa y bonita que queda esta receta. ¿Qué otros dulces griegos conocéis? Contádmelo más abajo.

Mil besos

  • Para la baklava
  • 250 gr. de pasta filo
  • 250 gr. de nueces picadas
  • 150 gr. de mantequilla fundida
  • 70 gr. de miel
  • 100 gr. de almendras picadas
  • 2 cdtas de canela molida
  • 1/2 cdta de clavos molidos
  • Para el almíbar
  • 300 ml. de agua
  • 300 gr. de azúcar
  • 30 ml. de agua de rosas o de azahar
  • 30 ml. de zumo de limón
  • 1 cdta de canela molida

Foto de la receta de baklava con nueces y almendras

  1. Vamos a ponernos manos a la masa, y para hacer este delicioso dulce, vamos  a empezar preparando el almíbar, puesto que lo necesitamos a temperatura ambiente.
  2. Así que ponemos todos los ingredientes del almíbar en un cazo y los llevamos a ebullición removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue.
  3. Cuando empiece a hervir, lo vamos a dejar hirviendo unos 15 minutos aprox., o hasta que veamos que tiene una consistencia pegajosa y un poco densa. No queremos un almíbar muy espeso, puesto que cuando enfríe se volverá más denso.
  4. Una vez tengamos el almíbar listo, lo dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.
  5. Ahora vamos con la baklava, para ello vamos a picar (si no lo hemos hecho ya) las nueces y las almendras. Podríamos poner también unos pistachos.
  6. Ya picados ambos ingredientes, los ponemos e un cuenco y les añadimos la canela y la miel y mezclamos hasta que tengamos una mezcla con la que podamos hacer bolitas.Foto de la receta de baklava con nueces y almendras
  7. Seguidamente vamos a montar la baklava, para ello prepararemos el molde, mantequilla fundida y la mezcla de frutos secos que acabamos de preparar, puesto que la pasta filo se seca muy rápido y tenemos que tenerlo todo listo para empezar a usarla.
  8. Lo primero que vamos a hacer es cortar la pasta filo del tamaño de nuestro molde y con ayuda de un pincel, vamos a pincelar la base del molde con mantequilla fundida. Foto de la receta de baklava con nueces y almendras
  9. A continuación pondremos una hoja de pasta filo y sobre ella pincelaremos una capa de mantequilla para que se peguen y queden tiernas. Pondremos dos hojas. Es decir, ponemos una hoja en la base, pincelamos con mantequilla y ponemos otra hoja de pasta filo encima.Foto de la receta de baklava con nueces y almendras
  10. Ahora, ponemos una capa de la mezcla de frutos secos, más o menos la mitad del cuenco, y con ayuda de una cucharita, lo alisamos hasta que cubra toda la superficie.
  11. Y ahora vamos a volver a hacer el mismo procedimiento del principio, ponemos una hoja de pasta filo sobre los frutos secos y la pincelamos con mantequilla. Pondremos 3 hojas de esta forma. Sin engrasar la última. Y pondremos la otra mitad de frutos secos sobre estas tres hojas de pasta filo.Foto de la receta de baklava con nueces y almendras
  12. Para finalizar, sobre esta capa de frutos secos, ponemos otras tres capas de pasta filo engrasándolas como las anteriores, menos la última. Que será la que nos quede en la parte de arriba.
  13. Vamos a recapitular por si os habéis perdido. De la base del molde hacia arriba tenemos que tener; dos hojas de pasta filo con mantequilla, una capa de frutos secos, tres hojas de pasta filo con mantequilla, una capa de frutos secos y tres hojas de pasta filo con mantequilla (sin engrasar la última capa, la que queda arriba del todo).
  14. Ahora, con ayuda de un cuchillo, vamos a cortar el sobrante de pasta filo que nos haya quedado. Foto de la receta de baklava con nueces y almendras
  15. Y seguidamente vamos a cortar nuestra baklava, puesto que una vez horneada se nos romperá. Así que con un cuchillo vamos a cortar la masa en cuadraditos, rectángulos, rombos… como más os guste.
  16. Foto de la receta de baklava con nueces y almendrasUna vez la tenemos lista, la dejamos en la nevera mientras precalentamos el horno a 180º C. Una vez tengamos el horno caliente, la introducimos y la horneamos unos 20 minutos aprox., o hasta que veáis que queda con un tono dorado uniforme.

  17. Ahora solo nos queda sacarla del horno con cuidado de no quemarnos, y sin dejar que se enfríe, añadimos una buena capa de almíbar, que penetre por todas las ranuras. Debe darnos la sensación de que la baklava está casi sumergida en almíbar.
  18. Y la vamos a dejar un par de horas para que se asienten los sabores y el almíbar endurezca. Aunque lo mejor sería hacerla de un día para otro. Pero si tenéis prisa, con un par de horas, estará genial.
  19. ET VOILÀ… ya sabéis preparar este postre griego, tan delicioso.Foto de la receta de baklava con nueces y almendras

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.