Brazo de gitano de tiramisĂș

Brazo de reina de TiramisĂș

¿Y si nos embarcamos de nuevo en el mundo de los brazos de gitano, y preparamos un delicioso brazo de gitano de tiramisú? ¿Qué os parece el plan?

A mí, sin duda, a la vista queda que me parece un planazo. Y es que desde que he conseguido hacer un brazo de gitano de nata y mascarpone perfecto (por lo menos para mí), no puedo parar de pensar en hacer más y más brazos de gitano.

Pero bueno, para mi segundo brazo de gitano, he decidido hacerlo de mi postre favorito, el tiramisú. Pero esta vez lo he hecho sin alcohol y sin huevo crudo, porque como sabéis estoy esperando un retoñito.

Por cierto, mi vecina me ha dado un truco esta semana que me ha encantado, y es que ella, para sustituir el sabor del alcohol, usa esencia natural de almendra. Y la verdad es que aunque no lo he probado en este brazo de gitano de tiramisú, sí que lo he probado en su tiramisú (es un amor de vecina, me trae cada semana un postre delicioso).

Y es espectacular lo que se parece a usar Amaretto. Así que os animo a probarlo si no queréis utilizar alcohol en vuestros tiramisús.

Por cierto, este brazo de gitano de tiramisú lo he hecho prácticamente con la misma base que el otro tiramisú, puesto que de momento es la base que no se me rompe. Pero poco a poco os iré compartiendo más bases de brazos de gitano.

Pero eso sí, en cuanto mi confianza y conocimientos vayan creciendo. Porque hasta ahora era una auténtica desesperación para mí, hacer cualquier brazo. Pero oye, quien lo persigue, lo consigue. ¿No se dice eso?

Y bueno, como veis yo uso en esta receta pasta de vainilla y esencia de café. Ambos productos son de mi marca de confianza Eurovanille, aunque creo que la esencia de café es solo de venta al por mayor. Así que cualquier esencia de café para repostería seguro que os va igual de bien.

En fin amores, os dejo disfrutar de este brazo de gitano de tiramisú.

Mil besos

  • Para la plancha de bizcocho
  • 100 g. de harina
  • 100 g. de azĂșcar
  • 80 ml. de leche
  • 60 ml. de aceite suave
  • 6 huevos L
  • 2 cdtas colmadas de cacao en polvo amargo
  • 1 cdta de pasta de vainilla de Eurovanille
  • 1 cdta de cafĂ© soluble o 1 cdta de esencia de cafĂ©
  • 1/2 cdta de cremor tĂĄrtaro (opcional)
  • Para la crema de tiramisĂș
  • 250 g de mascarpone
  • 180 ml. de nata para montar
  • 60 g. de azĂșcar
  • 1 cdta de pasta de vainilla
  • Para calar el bizcocho
  • 100 ml. de agua
  • 50 g. de azĂșcar
  • 15 ml. de cafĂ© o 1 cdta de esencia de cafĂ©
  • Amaretto al gusto (opcional)

  1. Vamos a empezar con esta deliciosa receta, y lo haremos por la plancha de bizcocho. Para ello vamos a poner en un cuenco la leche junto con el aceite, y vamos a batirlo un poco.
  2. Cuando estén un poco incorporados, añadimos la harina y batimos hasta conseguir una pasta.
  3. Por otro lado, vamos a separar las claras de las yemas. Las claras las reservamos unos minutitos y las yemas las añadimos al paso anterior y batimos de nuevo. Veremos que ahora la mezcla se vuelve mås líquida.
  4. Seguidamente, añadimos la esencia de vainilla y en mi caso la esencia de café y mezclamos para que se integre.
  5. A continuación añadimos el cacao en polvo tamizado, removemos hasta que nos quede una mezcla uniforme y reservamos.
  6. Ahora vamos a batir las claras, lo que queremos conseguir es un merengue. AsĂ­ que yo le he añadido cremor tĂĄrtaro, pero si no tenemos, añadiremos unas gotitas de limĂłn exprimido, y cuando empiece a espumar, añadiremos poco a poco el azĂșcar y batiremos hasta conseguir un merengue suave. No debe quedarnos muy muy duro, porque eso harĂĄ que nuestra plancha de bizcocho quede un poco mĂĄs reseca y se pueda romper en el horneado.
  7. Una vez tenemos el merengue, vamos a añadir un poco de merengue (aprox. 1/3) a la mezcla de yemas y con movimientos envolventes removeremos hasta que se integre.
  8. Ahora, volcamos la mezcla de yemas y merengue al resto de merengue y removemos con movimientos envolventes lentamente, hasta que tengamos una masa uniforme.
  9. Ya solo queda volcarlo en una bandeja de 28 x 40 cm , previamente forrada con papel de horno y hornearlo durante 30 min. aprox. a 170 °C.
  10. Mientras se hornea, preparamos una hoja de papel para hornear, ya que nada mĂĄs lo saquemos del horno, lo doblaremos sobre ella.
  11. Una vez horneado, volcamos la plancha de bizcocho sobre el trapo, quitamos el papel de horno de encima y vamos a cortar un lateral para quitar la parte fea.
  12. Y el otro lateral lo cortaremos con un ĂĄngulo de 45Âș para que al enrollarlo nos quede perfecto.
  13. Como toque opcional, pero que yo recomiendo, es hacer 4 marcas con un cuchillo para que al enrollarlo no se nos rompa
  14. Ahora, ya, enrollamos el bizcocho con el papel de horno y dejamos que se enfrĂ­e por completo. Para que se quede cerrado, podemos poner un trocito de celo al papel.
  15. Por otro lado, vamos a mezclar el mascarpone con el azĂșcar y la vainilla.
  16. Cuando tengamos una crema, añadimos la nata y vamos a batir hasta que nos quede una consistencia cremosa.
  17. Mientras el bizcocho se enfrĂ­a y la crema tambiĂ©n, vamos a preparar el almĂ­bar para calar nuestra plancha de bizcocho. Para ello ponemos en un cazo a calentar el agua junto con el azĂșcar y cuando empiece a hervir, ponemos en fuego al mĂ­nimo y lo dejamos cocer 10 minutos.
  18. Una vez lo tengamos, le añadimos el café frío o la esencia de café (y si queremos darle un toque de Amaretto, lo añadiremos aquí) y dejamos que se enfríe por completo, de lo contrario, al estar caliente, podría romper nuestra plancha de bizcocho.
  19. Como ya estå todo bien fresco, vamos a pasar al montaje, así que con cuidado lo desenrollamos la plancha de bizcocho y con ayuda de un pincel, vamos a calar un poquito (ojo si nos pasamos se nos romperå) toda la plancha con el almíbar de café.
  20. Una vez pincelada con el almĂ­bar, vamos a esparcir con una espĂĄtula la crema de mascarpone que tenĂ­amos en la nevera. Debe quedarnos una capa lisa y uniforme.
  21. Como toque final, vamos a espolvorear, con ayuda de un colador, un poco de cacao en polvo amargo para dar ese toque chocolateado del tiramisĂș.
  22. Y ahora, vamos a enrollarlo con mucho cuidado de que no se nos rompa.
  23. Podemos comerlo ya, pero yo recomiendo envolverlo con papel de horno y dejarlo unas horitas en la nevera, ya que fresquito se come mucho mejor. Acordaros de antes de servirlo cortar los laterales para que se vea mĂĄs bonito.
  24. Y para decorarlo, os lo dejo a vuestra elecciĂłn. PodĂ©is poner azĂșcar glas por encima, cacao en polvo o si os ha sobrado crema, podĂ©is cubrirlo con la crema. ÂĄImaginaciĂłn al poder!
  25. Et voilĂ … ya tenemos listo este espectacular brazo de gitano de tiramisĂș.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu direcciĂłn de correo electrĂłnico no serĂĄ publicada. Los campos obligatorios estĂĄn marcados con *

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarån ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrås ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.