Gofres caseros

En esta ocasión vamos a elaborar la versión americana de los gofres

Foto de la receta de gofres caseros

Si me pusiese a hablar sobre estos gofres caseros, me faltaría el aire, por eso prefiero comerlos en vez de hablar de ellos. No hay nada mejor que un día de lluvia o frío pasar la tarde preparando una tanda interminable de estos gofres porque aunque nos cueste admitirlo, todos comemos por los ojos y se nos va la mano con la cantidad de ingredientes, lo que desemboca en una cantidad de gofres apta para un pelotón, menos mal que son baratitos los ingredientes.

Antes de que me preguntéis, ¿Necesitamos gofrera para los Donuts americanos? Si, pero hay variantes, en primer lugar tenemos las gofreras de silicona, van al horno y nos servirán para estos gofres americanos que su mezcla es líquida pero no para los gofres belgas o cualquier otro gofre de masa. Y en segundo lugar, la gofrera eléctrica de toda la vida, estas son las que os recomiendo si queréis una gofrera más polivalente y que deje los gofres más crujientes.

Por cierto, si finalmente elegís gofrera eléctrica, podéis ponerla a máxima temperatura para calentarla, pero una vez este caliente, antes de echar nuestra masa de gofres caseros, bajarle la temperatura, de esta forma controlaremos mejor la cocción y evitaremos la aparición de zonas quemadas, normalmente en forma circular, y una vez echo el gofre, nada de desmoldarlo con un cuchillo, alguna espátula de silicona o madera mucho mejor, evitaremos estropear la placas.

Ahora es mi turno de preguntaros, ¿Con que acompañáis los gofres? Por que yo soy muy clásica y suelo hacerlo con Nutella, manía que me hizo coger una gofrería que hay en Denia, hacen unos gofres caseros que quitan el hipo y fue donde vi por primera vez un gigantesco bote de 5kg de Nutella, ¡que perdición!.

Y ahora que queda todo bien explicadito, ¿Que tal si nos ponemos con estos gofres caseros?

  • 240 gr. de harina.
  • 410 ml de leche.
  • 110 gr. de mantequilla.
  • 60 gr. de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 10 gr. de levadura en polvo.
  • 1/2 cucharadita de sal.
#gallery-1 { margin: auto; } #gallery-1 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 100%; } #gallery-1 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-1 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */
  1. Ponemos los huevos en un cuenco y los batimos hasta que espumen.
  2. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que este integrado.
  3. Agregamos el extracto de vainilla y la leche sin dejar de batir.
  4. Agregamos la mantequilla previamente derretida.
  5. Por otro lado tamizamos la sal, harina y levadura.
  6. Mezclamos ambos pasos con ayuda de unas varillas manuales hasta que quede sin grumos (La mezcla queda líquida).
  7. Cuando esté bien integrado, lo ponemos en el molde elegido.
  8. Precalentamos el horno a 200ºC y lo horneamos a esta temperatura durante 10 minutos.
  9. Si hemos utilizado el molde de Lékué, lo sacamos del horno y le damos la vuelta sobre la bandeja de nuestro horno, previamente protegida con papel vegetal o algún tapete de cocción.
  10. Lo volvemos a introducir en nuestro horno durante 4-5 minutos (Este paso es para que dore, por lo tanto como cada horno es diferente, una vez doradito lo retiramos y lo dejamos enfriar.).
  11. Solo nos queda decorarlo con toppings al gusto, en mi caso he utilizado chocolate, nata y fresa.
  12. Y… ¡VOILÀ! Ya tenemos un pequeño pecado del que disfrutar tanto solos o en compañía.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Disfruta de un vídeo relajante mientras cocinas!