Bizcocho de yogur esponjoso

Como hacer bizcocho de yogur fácil y esponjoso

Foto de la receta de bizcocho de yogur esponjoso

Si queréis aprender a como hacer un bizcocho de yogur casero esponjoso, no os podéis perder la receta fácil que os traigo hoy.

Tanto mi abuela y mi suegra hacĂ­an un bizcocho sĂşper esponjoso y muy muy alto que siempre que me lo preparaban me fascinaba.

Y siempre me decían que era de las recetas fáciles que más les gustaban.

Ambas coincidĂ­an. A dĂ­a de hoy mi suegra vive en Alemania, pero la Ăşltima vez que lo hizo… por poco no me tuvo que echar de casa, porque me atrincherĂ© en la cocina adueñándome de aquel bizcocho esponjoso y sĂşper delicioso.

Era el típico bizcocho de limón que, aunque el limón no te guste, no puedes resistirte a darle un bocado para ver que es tan esponjoso como parece. Si os soy sincera, siempre pensé que conseguir este bizcocho de yogur esponjoso, era cosa de experiencia de muchos años, ya que nunca conseguía que me subiese mucho.

Pero como os comenté, estoy estudiando en la escuela superior de estudios abiertos de hostelería y me estoy sacando el título de pastelería

Resulta, que en el recetario para las prácticas, estaba la receta de este divino bizcocho y al probar hacerlo como ejercicio del curso, mi sorpresa ha sido increíblemente enorme, sí, sí, enorme como mi bizcocho, el que hoy os enseño a hacer aquí.

Consigue un bizcocho perfecto

Este ebook es para ti si:

Ebook Como hacer un bizcocho y no morir en el intento

¡Os voy a pasar algunos trucos que he aprendido en el curso y que he aplicado y ya veréis que bizcocho casero que hacéis! Además si sois chocoadictos como yo, también os podéis animar con este bizcocho de chocolate. Si estáis pensando en formaros os animo a que os informéis porque la verdad es que yo estoy súper contenta, además son súper majos.

Y ahora si, paso a explicaros paso a paso esta deliciosa receta de bizcocho de yogur esponjoso casero fácil, ¡no os lo perdáis!.

  • 250 gr. de azĂşcar o 3 vasos de yogur de azĂşcar.
  • 185 gr. de harina o 3 vasos de yogur de harina.
  • 60 ml de aceite o 1/2 vaso de yogur de aceite.
  • 3 huevos talla M.
  • 125 ml de yogur o 1 vaso de yogur.
  • 1/2 limĂłn rallado.
  • 8 gr. de polvos para hornear.

Foto de la receta de bizcocho de yogur esponjoso

  1. Para empezar la receta de bizcocho de yogur esponjoso fácil, vamos a sacar los huevos de la nevera. Necesitamos que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente. Menos el yogur, ya que este, cuando lleva un ratito fuera de la nevera saca el suero y queda muy líquido.
  2. Por otro lado, vamos a tamizar la harina junto con los polvos para hornear. Es muy importante tamizar la harina, ya que así la aireamos y eliminamos los grumos y conseguiremos que la harina absorba mejor los líquidos y como consecuencia conseguiremos un bizcocho uniforme y subirá recto.
  3. Una vez tenemos tamizada la harina y los polvos para hornear, lo reservamos.
  4. Por otro lado vamos a poner en un cuenco los huevos a temperatura ambiente y vamos a empezar a batirlos con una batidora de varillas o a mano. Y cuando empiecen a doblar su volumen, vamos a ir añadiendo poco a poco el azúcar y seguiremos batiendo hasta que hayamos conseguido unos huevos tipo mousse que hayan triplicado su volumen. Este paso es muy importante, ya que el volumen de nuestro bizcocho va a depender del aireado que le demos a los huevos.
  5. Cuando ya lo tengamos vamos a añadir poco a poco el aceite. Yo uso aceite vegetal, porque aunque no tiene mucho sabor, hace que el bizcocho suba más. Pero si queréis conseguir más sabor, podéis usar el aceite de oliva.
  6. En cuanto tengamos el aceite incorporado vamos a añadir el yogur y la ralladura de limón. Yo uso un yogur natura de toda la vida, puede ser azucarado o natural. Y el limón, recordad que debéis rayar la superficie, pero sin llegar a la parte blanca del limón, ya que esta es la más ácida.
  7. Para finalizar, dejamos la batidora de varillas de lado y vamos a coger una espátula o cuchara mezcladora y vamos a ir añadiendo la harina tamizada poco a poco y la vamos a mezclar con movimientos envolventes. No tengáis prisa e ir poco a poco para que no se nos baje la mezcla.
  8. Cuando hayáis añadido toda la harina y no haya grumos, cogemos nuestro molde de 18 cm, lo engrasamos con aceite o mantequilla. Si tenéis el spray antiadherente mucho mejor, porque ayuda a que el bizcocho suba más uniformemente y hasta el borde del molde. Pero si no lo tenéis no pasa nada, es solo un dato. Yo uso mantequilla para engrasar el molde.
  9. Ahora volcamos la mezcla en el molde y le vamos a poner un trapo húmedo o si tenéis las bandas de horneado especificas mejor, alrededor del molde. Con esto vamos a aportar humedad al bizcocho y nos subirá de forma uniforme, este truquito lo podéis usar en todos vuestros bizcochos, usando este tip, conseguiréis unos bizcochos igual de alto por todos los lados. Además que no se os quemará no se hará una corteza dura.
  10. Seguidamente lo vamos a hornear a 170º C durante 40-50 minutos, depende del molde y vuestro horno será un poquito más o menos. Debéis pincharlo con un bundt cake thermometer pasados los 40 minutos no antes y abriendo la puerta del horno lo justo para no quemaros, para que no haya un cambio brusco de temperatura y se nos baje el bizcocho.
  11. Como mi horno calienta más por el fondo que por delante, lo que hago es poner una hoja de papel de plata sobre el molde para que no se me queme por arriba y me quede crudo por dentro. Lo que suelo hacer es, hornearlo con el papel de plata y los últimos 10 minutos sin el papel para que el bizcocho se dore y quede bonito.
  12. Una vez lo tengamos listo, entreabrimos un poco la puerta del horno y dejamos que se atempere un poco, unos 10 minutitos. Y despuĂ©s con un trapo para no quemarnos lo sacamos del horno y lo dejamos caer sobre el banco, de manera que el bizcocho se dĂ© un ligero golpe. Con ello conseguimos que salga el vapor de golpe y no poco a poco y se nos vaya deformando. Pero eso sĂ­, dejarlo caer…¡no tirarlo!
  13. Ahora dejamos que se entibie y cuando ya no queme, lo desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Si habéis seguido estos pasos al pie de la letra, ya debéis tener un bizcocho esponjoso precioso. Pero si no os acaba de gustar la estética siempre podéis desmoldarlo boca abajo y dejar la base del bizcocho arriba.
  14. ET VOILĂ€…ya sabĂ©is como preparar este bizcocho super esponjoso y hĂşmedo. Lo podĂ©is comer asĂ­ y capearlo y montar una bonita tarta con Ă©l. Eso sĂ­ deja un aroma en toda la casa que os será difĂ­cil resistiros a probarlo.Foto de la receta de bizcocho de yogur esponjoso

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Consigue

Un bizcocho perfecto

Este eBook es para ti si:

Consigue

Un bizcocho perfecto

Este eBook es para ti si:

¡Disfruta de un vídeo relajante mientras cocinas!