Masa madre

Masa madre para pan casera fácil

Foto de la receta de masa madre

Como se nota la diferencia cuando realizamos nuestras masas con Masa Madre. Esta receta es super sencillíta de hacer, aunque bastante lenta ya que requiere de mucho tiempo para dejar fermentar la masa. No obstante la espera merece la pena ya que al finalizar la elaboración te das cuenta de que ¡has creado vida!.

Esta masa se utiliza para realizar todo tipo de masas, como la del brioche, pan, ensaimadas… Les aporta esponjosidad ya que se trata de una levadura natural. 

Estos son algunos tips que os pueden ayudar en su elaboración:


Mi Masa ha levado y luego ha bajado regresando a su posición inicial — No te preocupes si esto te ocurre, es simplemente falta de alimento, vuelve a añadirle harina y agua y volverás a ver su momento álgido.


Mi Masa Madre ha creado un capa líquida — Esto se debe a que tienes una masa muy aguada, en el siguiente refresco, añádele más harina que agua.


Mi masa madre ha creado un costra seca en la superficie: — Eso es debido a falta de humedad, en el siguiente refresco añádele más agua que harina.


Mi Masa Madre huele realmente mal, como ha podrido — Aquí no hay sorpresas, tu masa huele a lo que huele, a podrido. Tírala y vuelve a realizar todo el proceso.

La Masa Madre tendrá diferentes olores en el proceso, desde olores intensos a fermentación similares al olor de la cerveza, hasta olores más suaves al final del proceso donde su olor nos recordará a la levadura fresca de panadería.


La temperatura idónea para la Mase Madre oscila entre los 18ºC y los 25ºC, por encima de esta temperatura el proceso de fermentación se acelera, y por debajo el proceso se ralentiza.


¿Cuanta Masa Madre (MM) utilizo? — Esta respuesta es únicamente tuya, ya que dependerá del resultado final que quieras obtener, no obstante como estándares puedo decirte que se utiliza un 20-25% de MM del total de los ingredientes. Si necesitas un sabor más ácido y textura esponjosa, añade más MM.

  • Para el día 1
  • 100 gr. de harina de centeno.
  • 100 ml de agua mineral.
  • Para el día 2
  • 100 gr. de harina de fuerza.
  • 100 ml de agua mineral.
  • Para el día 3
  • 50 gr. de harina de fuerza.
  • 50 ml de agua mineral.
#gallery-1 { margin: auto; } #gallery-1 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 50%; } #gallery-1 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-1 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */
  1. Para empezar vamos a coger un cuenco vacío y vamos a añadir el agua y la harina del día uno.
  2. Con ayuda de unas varillas manuales lo mezclaremos bien hasta que quede una masa homogénea.
  3. Una vez tengamos la masa la vamos a introducir en un cuenco de cristal transparente y con un agujero en la tapa para que deje entrar el oxigeno y expulsar los gases.
  4. Lo vamos a dejar reposar durante 24 horas.
  5. Al día siguiente comprobaremos que hay unas pequeñas burbujitas y que ha subido la masa un poquito.
  6. El segundo día cogemos un cuenco vacío y añadimos la harina y el agua del día dos| Con ayuda de unas varillas manuales mezclamos bien hasta que quede toda la masa bien integrada.
  7. Ahora volcamos la masa madre en un cuenco vacío.
  8. Y el siguiente paso que vamos a hacer es coger la masa madre vieja y añadir un 50% de ésta a la nueva masa que acabamos de preparar.
  9. Con ayuda de unas varillas manuales lo mezclamos muy bien
  10. Y lo volvemos a introducir en el bote de cristal y lo dejamos reposar otras 24 horas mas.
  11. Como podréis apreciar la masa empieza a oler a cerveza y ha doblado su volumen aumentando también las burbujitas.
  12. Ahora cogemos la harina y el agua del día tres y hacemos el mismo procedimiento que el día dos.
  13. Es decir mezclamos el agua y la harina.
  14. Cogemos la masa madre vieja y añadimos un 50% de ésta a la nueva masa y mezclamos hasta que quede uniforme.
  15. La introducimos de nuevo en el bote de cristal y la dejamos reposar otras 24 horas mas.
  16. Y por ultimo veréis que vuestra masa es de un volumen considerable y con un agradable olor a levadura.
  17. ET VOILÀ…. Ya tenemos lista nuestra masa madre casera. Como veis es muy fácil de hacer. Un poco laboriosa pero vale la pena, nuestras masas van a quedar mucho mas esponjosas y sabrosas.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.