Mousse de chocolate casero

Prepara conmigo una mousse de chocolate sin huevo

Foto de la Receta de Mousse de chocolate casero sin huevo

De pequeña siempre que íbamos a un restaurante, de postre me pedía mousse de chocolate, ya que me aseguraba que me encantaría, no era yo de probar mucha cosa rara, porque si no me gustaba sé la tenia que comer mi madre y siempre me ponía caras, y acababa diciéndome: «Es que no se para que te lo pides si sabes que no te va a gustar», y tenía razón, oye.

Era un poco tiquismiquis de pequeña con la comida, pero a día de hoy ya me gusta prácticamente todo, esos sí tengo ese problema, me lo preparo en casa siempre que me apetece.

Y como sé que por aquí hay muchos chocoadictos como yo, he preparado para vosotros esta receta de mousse de chocolate super esponjoso. Cuando lo probéis no podréis parar de comerlo.

Esta mousse, es de los que cuando introduces la cuchara, notas que es muy liviano y empieza a hacer un ruidito muy característico y cuando lo introducimos en la boca, se deshace como si de algodón de azúcar se tratase. Una verdadera delicia para los sentidos.

Esta receta en especial la aprendí a hacer con el Maestro chocolatero Paco Torreblanca, no digo más. Una verdadera delicia muy fácil de hacer, lo prometo.

Y lo mejor de esta mousse de chocolate casero es que podéis usarla para hacer una bonita tarta (puesto que este mousse tiene muy buena consistencia) y ponerle una base de bizcocho, incluso haciendo mousse de dos chocolates, lo que más os guste y todo lo que imaginéis, incluso podéis añadir unas almendras picaditas, frambuesas, caramelo… Vamos, todo lo que se os ocurra.

Si os animáis, podéis etiquetarme en Instagram para que pueda ver vuestras creaciones, las publicaré en mí Stories, me encantará ver lo artistas que sois.

Millones de besos

  • 330 gr. de nata para montar min. 35%mg
  • 190 gr. de chocolate para fundir.
  • 1/2 cdta de cremor tártaro (opcional)
  • Nata montada para decorar

Foto de la Receta de Mousse de chocolate casero sin huevo

  1. Empezamos separando la nata en dos cuencos, en uno pondremos 145 ml. y en el otro 190 ml. Los 190 ml. los dejamos en la nevera. Los otros 145 ml. los ponemos en un cazo a hervir a fuego medio. Como indico en los ingredientes, para que la nata sea optima debe tener un mínimo de 35% de mg puesto que así nuestra mousse quedará muy esponjosa. Si encontráis del 42% mg ya es una pasada.
  2. Por otro lado, vamos a fundir el chocolate al baño maría. Una vez tenemos el chocolate fundido y la nata rompa a hervir, volcamos el chocolate a la nata y con ayuda de unas varillas manuales, mezclamos hasta conseguir una crema fina y brillante. Ahora la vamos a dejar enfriar.
  3. Mientras nuestra mezcla enfría, vamos a montar el resto de la nata que habíamos reservado en la nevera y para ello vamos a añadirle el cremor tártaro para que nos ayude a que tenga mejor consistencia. Esta nata debe de estar semimontada, esto es muy importante. Ya que si la montamos demasiado, correremos el peligro de que al mezclarla con el chocolate nos pasemos de mezclado y se convierta en mantequilla, aparte de no airearse más. No os asustéis, que si lo hacéis con cariño no tiene porque pasar.
  4. Cuando el chocolate haya llegado unos 28ºC más o menos (si no tenéis termómetro, podéis introducir un dedo LIMPIO, y tocarlo, si lo notáis a la misma temperatura que nuestro cuerpo), estará listo. Lo importante es que no esté caliente, sino bajará el volumen de nuestra nata, le añadimos un poquito de nata semimontada y con una espátula mezclamos para que se incorpore. La mezclaremos con movimientos de arriba abajo, nunca en círculos.
  5. Ahora que ya lo tenemos bien mezclado, volcamos poco a poco la mezcla de chocolate al resto de nata semimontada y vamos a ir mezclando con movimientos de arriba abajo hasta que consigamos una mousse homogénea.
  6. Por ultimo ya solo nos queda coger nuestros vasitos y rellenarlos, asĂ­ que ponemos la mousse en una manga pastelera y rellenamos nuestros vasitos casi hasta arriba, damos unos golpecitos, para que se asiente el mousse y no queden burbujas a la vista.
  7. Y lo dejamos en la nevera unas 4 horas hasta que se enfríe por completo. Si lo queréis decorar como yo, solo tendréis que fundir un poco de chocolate, introducir un poco el vasito en chocolate y seguidamente, introducirlo en fideos de chocolate y lo dejamos unos minutos para que endurezca en la nevera.
  8. Para darle un toque más foodporn, le añadimos nata montada, un bounty (o cualquier chocolatito) y unas virutas de chocolate.
  9. ET VOILĂ€…ya tenĂ©is listas la mousse de chocolate, bien facilito, Âżverdad?Foto de la Receta de Mousse de chocolate casero sin huevo

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.