Tipos de merengue para repostería

Tipos de merengue, como hacer merengue italiano, merengue francés y merengue suizo - 2-min

¿Conocéis los 4 tipos de merengue más usados en la repostería? Si, si, 4.

La verdad es que cuando necesitamos realizar una receta en la que se incluya merengue, tendemos a realizar el mismo tipo de merengue puesto que siempre hay uno que nos es más fácil de hacer y que nos queda genial.

Pero hoy os quiero explicar cuales son los 4 merengues que cualquier aficionado a la repostería debe conocer.

Quedan todos perfectos y aunque parezca imposible, son muy diferentes entre ellos en textura, sabor y elaboración.

Empezamos como siempre me gusta empezar.


¿Qué es el merengue?

El merengue es una espuma elaborada con claras de huevo a punto de nieve y azúcar, la cual mediante el batido puede ser esponjosa, crujiente, o masticables  según el grado de cocción y el azúcar que le apliquemos.

El italiano Gasparini fue el inventor de la receta de crema de merengue en 1720

Solamente con la definición sobre el merengue, podemos hacernos un poco a la idea de la complejidad que tiene hacer merengue, pero no os asustéis, ya veréis como son muy fáciles una vez los conozcáis.

Según cuanto azúcar añadamos, cuanto tiempo estemos batiendo, si añadimos almíbar e incluso si los cocemos más o menos conseguiremos un merengue u otro.


Sabiendo ya esto vamos a pasar a ver cuales son los 4 tipos de merengue.

Merengue Francés

El  merengue francés es el merengue que elaboramos con claras de huevo montadas y azúcar.

Este merengue tiene una consistencia cremosa y ligera. Además debemos saber que este tipo, se usa como base de otras elaboraciones, como pueden ser cremas o mousses.

El mayor inconveniente de este merengue es que las claras están crudas, además su consistencia es bastante ligera y no tiene un tiempo de conservación muy largo.

Este merengue puede conservarse un máximo de 2 días en la nevera

Como ventajas, podemos decir que es genial para colorear, aromatizar incluso para añadirle frutos secos.

Este merengue es el más usado para hornear, para hacer rosas de merengue, puesto que así el huevo se cuece y evitamos los problemas de una posible intoxicación alimentaria.


Merengue Suizo

El merengue suizo tiene una consistencia más densa y se usa para decorar tartas, preparar bases de pasteles y para relleno.

Este merengue se caracteriza porque usaremos siempre el doble de azúcar que de peso de claras de huevo, y además lo haremos al baño maría, por lo que ya no será un merengue crudo.

La peculiaridad de este merengue es que pondremos un cazo al baño maría y añadiremos las claras de huevo junto con el azúcar e iremos batiendo hasta que el azúcar se funda con las claras y no haya restos granulosos de azúcar, después lo batiremos hasta que tenga una consistencia dura e uniforme.


Merengue italiano

El merengue italiano ya empieza a ser un poco más complicado de hacer, puesto que necesitamos realizar un almíbar y debe de estar a la temperatura exacta porque si no podemos estropear el merengue. Pero a mí personalmente es el que más me gusta.

Queda muy denso y muy brillante, es ideal para decorar tartas, o hacer cremas densas, queda precioso.

Para preparar este merengue, tendremos que realizar un almíbar a 118ºC de temperatura y después, añadirlo en forma de hilo a las claras de huevo mientras las estamos montando.

Con lo que conseguimos un merengue cocido, eso sí, hay que añadir el almíbar muy poco a poco porque de lo contrario se nos caramelizará y nos será complicado de batir.

Este merengue es el más estable de todos y además se puede usar como glasa para decorar.


Merengue Japonés

Este merengue, a muchos os parecerá que no lo conocéis ni por asomo, pero… ¿y si os digo que es el merengue que se usa para los macarons? Ya os va sonando más, ¿verdad?.

Pues bien este merengue es lo mismo que el merengue francés pero añadiendo almendra molida y tamizada a la mezcla. Es decir, una vez tenemos el merengue bien montado, con una espátula y con movimientos circulares añadimos poco a poco la almendra tamizada.

Este merengue debe de ser horneado prácticamente después de su elaboración puesto que sino lo hacemos, corremos el riesgo de que se baje su esponjosidad

Este merengue es (por lo menos para mí), el más complicado de elaborar puesto que la consistencia debe de ser muy exacta para que los macarons nos salgan perfectos.


Ya conocéis los 4 tipos de merengue más usados en repostería ¿los conocíais todos? Seguro que sí, que por aquí sois todos muy apañaos. Ahora que ya os los he explicado, os voy a dar 3 pequeños tips a tener en cuenta para que os salgan geniales.

Tips importantes a tener en cuenta

Tip 1

Todos los utensilios que vayamos a usar para realizar el merengue deben de estar limpios, pero sobretodo secos y sin restos de grasa.

Tip 2

Cuando separemos las claras de las yemas, debemos tener mucho cuidado de que no se nos desparrame ni una gota de yema a las claras. Si esto nos pasa, aunque parezca mentira, el merengue no nos montará.

Tip 3

Usaremos siempre algún tipo de estabilizante para que el merengue nos quede perfecto, como pueden ser unas gotitas de limón, de vinagre blanco o un poco de cremor tártaro.


Pues nada amores, hasta aquí llega el post sobre los tipos de merengue, ¿que os ha parecido?, ¿tenéis algún truquito más que podamos añadir? Contadme vuestras dudas y truquitos para así tener un post mucho más completo.

Mil besos

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable ¬Ľ Noelia Ortiz Encina.
Finalidad ¬Ľ Gestionar los comentarios.
Legitimaci√≥n ¬Ľ Tu consentimiento.
Destinatarios ¬Ľ Los datos que me facilitas estar√°n ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver pol√≠tica de privacidad de Cdmon.
Derechos ¬Ľ Podr√°s ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.