Tipos de mieles y siropes

Foto de tipos de mieles y siropes

Hoy os voy a hablar de otro gran grupo de edulcorantes; los tipos de mieles y siropes. Somos muchos los que cada día queremos cuidarnos mas, mejorar nuestros hábitos y saber cada producto para que es y cuales son sus beneficios. Y es por eso que creo que debo hablaros un poco sobre los tipos de mieles y siropes, como ya hice con el post de los azúcares.

Cuando vamos al supermercado, encontramos una gran variedad de siropes, como el de arroz, el de arce, el de ágave… y a muchos de vosotros (como a mi en su día), os entra la curiosidad de saber que son y cuales son sus beneficios. No os preocupeis que tras leer este post os va a quedar todo mucho más claro.

Empezamos hablando de los diferentes tipos de Sirope que encontramos en los supermercados, pero antes de ello, ¿sabemos lo que es un sirope?.

Un sirope es un jarabe que se usa para endulzar bebidas y aderezar postres

Partiendo de esto vamos a meternos de lleno en ellos:

  • Sirope de Ágave

Es un jugo vegetal que se obtiene de las hojas o pencas del ágave, una planta muy parecida a la yuca o cactus, pero que en realidad es como una suculenta aloe vera. Para su elaboración cortan la planta cuando ha crecido entre 7 y 10 años y se extrae la salvia. Se fermenta esta salvia mediante un proceso enzimático que descompone los hidratos, los cuales se transforman en azucares que mas tarde son filtrados y concentrados para conseguir el sirope de ágave.

El sirope de ágave se caracteriza por su alto poder endulzante. Eso sí, tenemos que tener en cuenta que a la hora de incluirlo en nuestras recetas debemos tener claras unas series de modificaciones ya que no se comporta de la misma manera en el horno.

  • Sirope de Arce (maple sipup)

Es un jugo que se obtiene a partir de la salvia de los arboles de arce canadienses. Se obtiene perforando dichos troncos e introduciendo una especie de tubos en su interior para que la salvia vaya saliendo por sí sola.

El sirope de arce se clasifica según grados, A, B o C. El de grado C es el sirope de la última cosecha y es el más rico en calcio, zinc, manganeso y hierro.

Tiene un sinfín de propiedades ya que es rico en potasio, magnesio, calcio, manganeso y zinc. Todos ellos muy beneficiosos para nuestra salud. Ademas también es rico en vitaminas del grupo B (B2,B5,B6,B9).

Eso sí, no es apto para personas diabéticas.

  • Sirope de Arroz

Es un jugo procedente de la fermentación del arroz de cultivo ecológico usando enzimas naturales.

El sirope de arroz, es un buen sustituto del azúcar, pero no es apto para los diabéticos. Habitualmente también se usa como conservante natural de frutas, frutos secos o granos de cereales.

Ademas, podemos decir del sirope de arroz que tiene una absorción lenta de azucares en nuestro cuerpo, por lo tanto el nivel de azúcar en sangre no tiene picos de energía.

  • Sirope de manzana

Este se consigue cociendo a baja temperatura el zumo de manzana natural reduciéndolo al máximo hasta conseguir un jarabe oscuro. También se elabora cociendo manzanas enteras hasta obtener una textura espesa, la cual se cuela y se tamiza para conseguir la textura de sirope.

El sirope de manzana es un sirope rico en fructosa, más o menos un 25% de la totalidad de los hidratos de carbono. Incluso las personas que controlan la carga glucémica de los alimentos toleran mejor el sirope de manzana que el azúcar común.

  • Sirope Dorado

Es un sirope procedente del refinamiento del azúcar de caña. Su textura es pegajosa, de color ámbar dorado y textura suave. Es un producto británico que nació de la mano de la mayor refinería de azúcar «Abraham Lyle & Sons» y que afirman ser una de las marcas mas antiguas del mundo en la actualidad.

  • Sirope de Yacón

El yacón es una planta de los andes sudamericanos, parecida a un helecho y por debajo de la tierra es similar a una patata. El sirope de yacón se extrae de la pulpa de la raíz de esta planta, el cual se filtra y evapora hasta conseguir el sirope.

Es un gran saciante y aporta muy pocas calorías al cuerpo, por lo que es ideal para usar en dietas. Ademas tiene un gran poder prebiótico.

Es apto para diabéticos, va genial para la digestión (incluso se dice que previene el cáncer de colon), es adelgazante, reduce el colesterol, mejora la asimilación del calcio…

Y después de aclararos el tema de los siropes, vamos a pasar a las mieles. Todo el mundo sabemos lo que es la miel. Pero por si alguno se nos despista, haremos una pequeña introducción.

Foto de tipos de mieles y siropes

¿Que es la miel?

La miel es una sustancia dulce y viscosa, producida por las abejas obreras a partir del néctar de las flores . Lo almacenan y transportan en una sección de su cuerpo y lo llevan a las colmenas, donde otras abejas lo mastican y regurgitan mezclándolo con las encimas que elabora su esófago. En este proceso se elimina el 80% del agua y se almacena y madura dentro de las colmenas.

Dicho esto, vamos a empezar a hablar de los tipos de miel de forma muy rápida ya que hay muchísimas variedades muy conocidas y otras que os serán nuevas. Incluso, podéis ver un ejemplo de como incluir miel en una receta de galletas de sésamo y miel, están deliciosas. Además, al final del post aprenderemos a diferenciar la miel pura de la miel artificial o edulcorada, ¡no te lo pierdas!.

  • Miel de Romero

Tiene un sabor fuerte y un color amarillo claro. Sirve para tratar enfermedades vasculares porque mejora la circulación de la sangre. Además, mejora el funcionamiento hepático, la secreción biliar, la digestión, la presión arterial, la gota y el reumatismo.

  • Miel de espino blanco

Es de color amarronado y su sabor es bastante picante. Se recomienda en personas con problemas en la presión arterial, mal funcionamiento de corazón, arteriosclerosis, angina de pecho, miocarditis y músculo cardíaco dañado.

  • Miel de tilo

Es de color claro casi transparente, con un sabor bastante dulce. Sirve para aliviar problemas respiratorios. Alivia los dolores y los espasmos, es muy útil para problemas renales y estimula la eliminación de toxinas.

  • Miel de azahar

Tiene un aspecto claro, un aroma floral intenso y un gusto dulce con un componente ácido muy marcado. Por su contenido en azúcar, esta miel se se caracteriza por ser una gran fuente de energía.

  • Miel de Eucalipto

Tiene un color ámbar oscuro tirando a ocre con un aroma agradable y persistente. Por su poderoso efecto antiséptico, es utilizada principalmente en diversas afecciones de las vías respiratorias como resfriados, sinusitis, afecciones pulmonares…

  • Miel de mil flores

Está hecha con el polen de diferentes especies de flores, según la zona en que se encuentren las abejas y las colmenas. El aroma es fuerte y su sabor también. Se usa para mejorar nuestras defensas (sistema inmune) y reduce los síntomas de las alergias estacionales y el asma alérgico.

  • Miel de Tomillo

Tiene un aspecto visual medio claro rojizo, un aroma floral con un denotado componente fenólico, muy intenso, persistente y en boca un gusto dulce, con claras notas ácidas. Es perfecta para prevenir o curar infecciones de garganta, es digestiva, reduce la presión arterial y regula la menstruación.

  • Miel de Acacia

Tiene un color bastante ligero y el sabor es dulce. Es ideal para las personas convalecientes, para tratar la mala circulación de la sangre y el estreñimiento. También reduce el insomnio, la ansiedad y los nervios gracias a sus propiedades sedantes.

  • Miel de Castaño

Su color característico, rojo amarronado, la hace especial y llamativa. Tiene un sabor bastante fuerte y ofrece efectos antibióticos potentes, por lo que puede utilizarse para todo tipo de inflamaciones y enfermedades.

  • Miel de Alforfón o trigo sarraceno

Tiene un  color amarillo oscuro a marrón con venas rojizas. Con un aroma picante y un sabor ligeramente amargo con sabor a malta o melaza. Deja un cosquilleo en la garganta. Es rica en minerales y antioxidantes. Además es muy eficaz contra la anemia.

  • Miel de Montaña

Tiene muchas propiedades medicinales ya que la materia prima son las hierbas no contaminadas de los montes. Es antimicrobiana, sirve para aumentar las defensas, tratar problemas respiratorios, también desinfecta las heridas y ayuda a eliminar inflamaciones producidas por hongos y bacterias.

  • Miel de Lavanda

Es muy perfumada y tiene un sabor intenso. Es de las mieles más curativas, sirve para metabolizar mejor el hierro y el calcio de los alimentos. Además, es buena para las mujeres embarazadas, para los que sufren osteoporisis, deficiencia de calcio o hipertensión arterial.

  • Miel de Manuka

Se produce con las flores del árbol homónimo, que únicamente crece en Nueva Zelanda. Se dice que es la más saludable del mundo. Es antibacteriana, aumenta la inmunidad y trata inflamaciones agudas.

  • Melaza

Es fruto de de cocer el jugo de la caña de azúcar, en este proceso se evapora el agua y hace que se concentren los diferentes azúcares naturales de la fruta. Este azúcar es evaporado hasta que se consigue una textura similar a la miel. También destaca por su espesura y por su característico color, cuánto más oscura sea la melaza más nutrientes tendrá.

La melaza nos aporta energía, es rica en hierro y es un endulzante recomendado para diabéticos. También es beneficiosa para el pelo y la piel, tiene muy buena combinación de calcio y magnesio y es un laxante natural.

Por cierto…¿Sabemos diferenciar una miel pura de una miel artificial o edulcorada? Os doy aquí abajo unos tips muy interesantes para comprobarlo.

Ponemos una cucharadita de miel en agua, si se disuelve no es pura. Debe quedarnos compacta en la base del vaso.

Intenta quemar un poco de miel, si se enciende y se quema es pura.

Introduce un trozo de pan duro unos 10 minutos en un cuenco con miel, si el pan sigue duro, es pura.

En los ingredientes de la miel que compramos, debe aparecer miel como único ingrediente.

La miel pura, suele tener impurezas, como trocitos de polen, cera…

Deja caer una gota de miel sobre una hoja de papel, si se forma un circulo mojado alrededor de la gota, no es pura.

Añade 2 o 3 gotas de vinagre a una cucharada de miel, si sale espuma, no es pura.

Y hasta aquí el post sobre los tipos de mieles y siropes, espero que os haya servido para tener todas las ideas claras. Si tenéis alguna aportación que creáis que seria interesante matizar, incluso corregir (no soy una experta) estaré encantada de que me las hagáis llegar.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable ¬Ľ Noelia Ortiz Encina.
Finalidad ¬Ľ Gestionar los comentarios.
Legitimaci√≥n ¬Ľ Tu consentimiento.
Destinatarios ¬Ľ Los datos que me facilitas estar√°n ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver pol√≠tica de privacidad de Cdmon.
Derechos ¬Ľ Podr√°s ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.