Galletas de mantequilla con semillas de chĂ­a

Galletas fĂĄciles y rĂĄpidas con semillas de chĂ­a

Foto de la receta de galletas de mantequilla con semillas de chĂ­a

Como sabéis me encantan las galletas, son un aperitivo genial para llevar un par en el bolso para esos momentos que nos apetece algo dulce pero no muy empalagoso. Son de esas recetas fáciles que se hacen en un pispas y luego las llevamos para cualquier ocasión. Esta vez me he aventurado y he hecho unas galletas de mantequilla con semillas de Chía que tanto están de moda.

Están superdeliciosas y las podemos incluir en nuestras recetas fáciles. Para los que no las conocéis, las semillas de chía tienen 5 veces más calcio que la leche, 3 veces más de antioxidantes que los arándanos, 3 veces más de hierro que las espinacas (¡Ay!, si Popeye hubiese sabido esto, con lo que me costaba a mí de pequeña comer espinacas), 2 veces más cantidad de fibra que la avena, 2 veces más potasio que un plátano… y bueno, podría pasarme así un buen rato dándoos los beneficios de la Chía y es que es un superalimento. Os dejo un link de un post sobre las semillas de chía muy interesante y también os invito a que veáis mi sección de recetas con semillas.

Cuando hice la receta de galletas de chía, su sabor me sorprendió, estaban superdeliciosas y además tienen un toque crujiente que al momento me enamoró. Y un dato supercurioso es que controlan los antojos, si, como lo leéis, controlan los antojos. Así que a mí me vienen genial (no, no estoy embarazada) suelo tener muchos antojos (no quiero imaginarme el día que esté embarazada). El día en que me quede embarazada ya me veo a mi chico todo el día preparándome dulces caseros para mis días tontos.

En fin, no me enrollo más, espero que disfrutéis mucho de estas galletas de mantequilla con semillas de chía, son fáciles y deliciosas! Como siempre os dejo el link de mi libro por si queréis aprender recetas inéditas y los utensilios que uso. Mi primer libro, cortador galletas, cuño para galletas, Cuencos Rosti Mepal, semillas de chia, Robot de cocina Kmix

  • 250 gr. de harina.
  • 180 gr. de azĂșcar.
  • 125 gr. de mantequilla.
  • 50 gr. de semillas de chĂ­a.
  • 5 ml. de esencia de vainilla.
  • 1 huevo talla M.
  • 1 cdta de polvos para hornear

Foto de la receta de galletas de mantequilla con semillas de chĂ­a

  1. Empezamos esta deliciosa receta mezclando en un cuenco la harina, junto con los polvos para hornear y las semillas de chĂ­a. Una vez lo tengamos bien mezclado, lo reservamos.
  2. A continuaciĂłn, cogemos la mantequilla a temperatura ambiente y cortada en daditos, y la volcamos en el cuenco de nuestra kmix, junto con el azĂșcar. Y vamos a poner a velocidad media a batir hasta que nos quede una mezcla cremosa y blanquecina.
  3. Mientras se bate la mantequilla con el azĂșcar vamos a poner el huevo en un cuenco y lo vamos a batir.
  4. Cuando la mantequilla sea una crema esponjosa, añadimos el huevo batido y la esencia de vainilla, y seguimos batiendo hasta que se integre por completo.
  5. Para finalizar, ponemos en nuestra kmix, la opción de añadir ingredientes y vamos a ir añadiendo la mezcla de ingredientes secos que habíamos reservado al principio.
  6. Cuando los hayamos incorporado, subimos la velocidad y amasamos hasta que nos quede una masa lisa.
  7. Ahora ponemos la masa entre dos hojas de papel para hornear y lo amasamos con un rodillo, yo os recomiendo un grosor de entre 4 y 6 mm. Una vez tenemos una masa uniforme, la dejamos en la nevera hasta que endurezca. Si tenéis poco tiempo también la podéis dejar en el congelador, eso si, controlando que no se nos congele.
  8. Cuando la masa haya cogido consistencia con un cuño previamente enharinado, vamos a ir marcando la masa y con un cortador cortaremos alrededor la marca del cuño. Siempre cuadrando bien el dibujo para que nos queden bien bonitas.
  9. Lo siguiente que vamos a hacer es volverlas a dejar en la nevera para que vuelvan a endurecer y que así no pierdan la forma durante el horneado. Ya que el truquito para que nos salgan perfectas, es que la masa esté muy fría antes de hornear.
  10. Para terminar, lo que hacemos es introducirlas en el horno 10-15 minutos (segĂșn el grosor) y hornearlas a 175Âș C. Cuando veamos que los bordes empiezan a dorarse, las sacaremos del horno y las dejaremos enfriar sobre una rejilla.
  11. ET VOILÀ….ya tenemos estas deliciosas galletas de vainilla con unas crujientes semillas de chĂ­a.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu direcciĂłn de correo electrĂłnico no serĂĄ publicada.

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarån ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrås ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.