Leche de almendras casera

Leche vegetal casera

Foto de la receta de leche de almendras casera

Leche de almendras, esa es la receta deliciosa que os explico como hacer hoy. Cuando era pequeña esta leche era solamente medicinal. Nadie se planteaba consumirla de diario, ya que era muy cara y no se conocían los valores nutricionales de las almendras como ahora.

A día de hoy, ya sea por salud, por ideología (veganos) y por que está riquísima, es raro encontrar una marca de leche en el mercado que no tenga su propia variedad de leche de almendras.

Esta leche tiene un sinfín de propiedades beneficiosas para nuestra salud y ademas de ser casera, no lleva azúcares refinados.

Somos muchos los que cada vez nos preocupamos por nuestra salud y es por eso que me anime a hacer un post sobre los azúcares muy completo para reconocerlos, diferenciarlos y sustituirlos en nuestras recetas.

Esta leche de almendras bien fresquita en un día caluroso de verano, entra genial. En realidad cualquier leche vegetal como la leche de avellanas, leche de avena incluso la horchata son irresistibles en veranito.

Si hay algo que me reconforta es el poder enseñaros a elaborar una bebida apta para la inmensa mayoría ya que no contiene azúcar (Lo dátiles ya endulzan la leche y encima es apta para celiacos e intolerantes a la lactosa).

Además también podéis dársela a probar a vuestros amigos veganos ya que se alegrarán al saber que de alguna forma participáis a que no se sigan explotando a los animales. Y si os sentís cocinitas podéis animaros con un arroz con horchata. Un sabor delicioso y sorprendente.

No os recomiendo conservarla más de 4 días en el frigorífico siendo mejor consumirla en 2 días, ya que no lleva ningún tipo de conservante. Además antes de consumirla agitarla bien, ya que la almendra es mas densa que el agua y tiende a quedar abajo.

  • 200 gr. de almendras crudas.
  • 950 ml de agua.
  • 1 pizca de sal.
  • 2-3 dátiles.
  • 5 ml de vainilla (Opcional).
#gallery-1 { margin: auto; } #gallery-1 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 100%; } #gallery-1 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-1 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */
  1. Vamos a empezar poniendo las almendras en remojo, para ello ponemos las almendras en un cuenco vacío y las cubrimos de agua mineral (Pero no el que indico en los ingredientes ya que ese lo utilizaremos para hacer la leche) y dejaremos que se hidraten durante al menos 8h.
  2. Transcurridas las 8h, las escurrimos con la ayuda de un colador.
  3. Seguidamente las ponemos en un vaso de batidora, les agregamos los dátiles, la sal, la esencia de vainilla y 400 ml de agua mineral (esta vez si que es parte del agua indicada en los ingredientes) y con la ayuda de una batidora lo trituramos hasta que se haga puré.
  4. Una vez conseguida una pasta, le agregamos el resto de agua y batimos.
  5. Una vez bien integrado, colados el preparado con un colador de tela.
  6. La pasta de almendra resultante la podéis desechar o añadirle más agua para conseguir más leche de almendras, únicamente que esta estará más aguada. También podéis utilizar dicha pasta para hacer algún bizcocho.
  7. Lo refrigeramos y ¡listo!
  8. ¡Et voilà! Una receta sanísima y fresquita para disfrutar los días calurosos.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.