Tipos de moldes para bizcochos y postres

Tipos de moldes para hornear bizcochos, tartas y postres

Buenas a todos, amores.

Hoy os vengo a hablar sobre los tipos de moldes para hornear, que podemos encontrar en el mercado.

Este es un tema del que me soléis hacer muchas preguntas, y no es para menos, ya que el tema de los moldes da para mucho. 

Y sin duda son un utensilio imprescindible en nuestras cocinas, si nos gusta hacer postres. 

Muchas veces, no nos salen las recetas como esperamos y pensamos que es, porque la receta no es correcta o porque nos hemos equivocado en algún momento de la elaboración.

Pero lo cierto es que, si el molde no es de calidad o no es el adecuado, puede fastidiarnos el bizcocho, la tarta o el postre.

Así que hoy os voy a intentar hacer una pequeña guía sobre todos los tipos de moldes, marcas, materiales… (Que conozco y uso). En este post no hay patrocinio de ningún tipo, aunque os nombro marcas. 

Las nombro porque son mis marcas de confianza y a mí me funcionan, aunque sí que hay links de afiliados, con lo que si compráis alguno a través de mi link, yo me llevo una pequeña comisión (a vosotros no os influye en el precio), que me ayuda a seguir haciendo posts y recetas. 

Para que entendáis la importancia de cada material, calidad y mantenimiento. Sí, sí, mantenimiento. Ya veréis por qué os digo esto. 

Pero antes os quiero comentar, que si queréis adentraros en profundidad en el tema de los bizcochos y aprender a recalcular una receta para diferentes moldes, tener tablas de conversiones, entender el porqué de cada elaboración e ingredientes, la multitud de moldes que existen… entre otras cosas muy interesantes, no os podéis perder mi ebook. 

Cómo hacer un bizcocho y no morir en el intento.

Y solo por estar por este post, os dejo un 15% de descuento con el código

👉 YoaprendoconLolita 👈

índice de contenidos

¿Qué es un molde de repostería?

Vamos a empezar por el principio, ¿Qué es un molde? 

Un molde es un utensilio de recipiente, el cual usamos para dar forma a una determinada elaboración, ya sea un bizcocho, una tarta, unas magdalenas…

Y los hay de infinidad de formas y tamaños. 

¿Qué materiales encontramos en el mercado?

Como os he dicho en el párrafo anterior, podemos encontrar moldes para bizcochos de una infinidad de materiales.

Yo os voy a hablar de los moldes que yo suelo usar y de los más usados en la repostería. 

Molde de acero inoxidable

Los moldes que encontraremos de acero inoxidable serán mayoritariamente aros,  los que usamos sin base. 

Se usan sobre una bandeja de horno, previamente forrada con papel para hornear y necesitan ser engrasados para poder desmoldar nuestros bizcochos sin problema.

Yo estos moldes los suelo usar más para hacer bases de tartaletas como la masa quebrada. 

Para estos moldes me gusta mucho Dr. Oetker.

Este es el tipo de molde de acero inoxidable, del que te estoy hablando. Una marca de confianza podría ser la de Dr. Oetker

Moldes antiadherentes

Para mí, los moldes antiadherentes son la mejor opción. 

Estos moldes nos vienen genial porque, aunque yo siempre suelo forrar los moldes con papel para horno o con mantequilla, si se nos olvida engrasarlos, no tendremos problemas (o casi), al desmoldarlo. 

Eso sí, estos moldes tenemos que cuidarlos muy, muy bien, ya que a la mínima mueca que le hagamos, hará que se nos pegue el bizcocho. 

Mi marca predilecta es Kitchen Craft Master  Class. 

De estos sin duda mi marca favorita en moldes antiadherentes, es «Kitchen Craft Master Class», en casa tengo varios de esta marca

Moldes de silicona

Los moldes de silicona, son posiblemente los más usados en nuestras cocinas cuando empezamos a adentrarnos en el mundo de la repostería o los postres. 

Y son una mala idea, ya que para desmoldarlos son fáciles y suelen ser bastante económicos. 

Pero a mí, personalmente no me dan buenos resultados, por lo que he dejado de usarlos. A no ser que sean formas pequeñas y específicas. 

La silicona no reparte uniformemente el calor y si no es de calidad, es blanda y los postres pierden un poco la forma. 

Como os he dicho antes, la ventaja es su precio y su facilidad de desmolde, pero mi consejo personal, es que solo uséis moldes de silicona para postres fríos o para postres pequeños, como pueden ser los helados o los cakepops. 

Mi propuesta de marca es Silikomart.

La marca que más me gusta para moldes de siliciona es «Silikomart», son moldes de gran calidad.

Moldes de aluminio fundido

Seguro que ahora estáis pensando; «¿Moldes de qué?», no os asustéis, estos moldes los reconoceréis enseguida, ya que tienen unas formas preciosas y un agujero en el centro. 

Los moldes de aluminio fundido tienen una capa antiadherente que es una maravilla y su agujero central, hacen que su cocción sea perfecta, con lo que nos aseguramos un resultado increíble. 

Para estos moldes lo mejor son las recetas de bizcochos bundt cake. Es decir, masas densas. 

Sin duda, mi apuesta de marca es para «Nordic Ware».

Pocas marcas tienen moldes de aluminio tan bonitos y de tanta calidad como Nordic Ware.

Moldes de cerámica vitrificada

Estos moldes son lo que se dicen, una maravilla. Si tenéis la ocasión, os animo a haceros con uno. 

Aunque no se ven mucho en las casas, pero son una pasada, ya que estos moldes son de alta resistencia y permiten una cocción homogénea gracias a la cerámica vitrificada que reparte el calor por todo el molde uniformemente. 

Estos moldes son preciosos, tanto que podemos servir el bizcocho o la tarta en ellos, sin desmoldarlos, porque sus formas ya decorar la mesa. 

Los que más me gustan son los de » Emile Henry».

Los moldes de cerámica de Emile Henry son una preciosidad. Enamoran solo de verlos

Moldes de cristal

Los moldes de vidrio o cristal, no son los más adecuados para hacer bizcochos, ya que el cristal no es buen conductor del calor. 

Con ellos, el horneado de nuestro bizcocho será bastante más complicado. Con lo que no os los recomiendo para hornear. 

Eso sí, son ideales para hacer tartas frías, como el tiramisú o incluso una tarta de la abuela. Porque no pierden la forma (evidentemente), son bonitos para presentar y duraderos. 

En cristal, no tengo una marca específica, pero Pyrex me ha dado buen resultado. 

Podemos encontrar una infinidad de marcas de moldes de cristal, pero no tengo una favorita. 

Molde de hierro fundido esmaltado

Los moldes de hierro fundido esmaltado, están poniéndose muy de moda, porque aparte de ser muy bonitos, nos sirven para muchas elaboraciones en nuestra cocina. 

Estos moldes son los tipos cocotte, se suelen usar para guisos, pero nos vendrán genial para hornear nuestros bizcochos, ya que reparten muy bien el calor y gracias al esmalte son muy antiadherentes.

Estos moldes son geniales para brownies, pero la pega que tienen es que todavía son muy caros, aunque es cierto que con el uso que se les da, se amortigua muy rápidamente la inversión.

La marca más conocida que los comercializa es «Le Creuset». 

Los moldes de hierro fundido esmaltado son una pasada y si habéis probado alguno de Le Creuset, lo sabréis. 

Moldes de cerámica de gres

Estos tipos de moldes son geniales, ya que resisten muy bien las temperaturas de horneado, pero la verdad es que yo no los suelo usar mucho, ya que hay que engrasarlos muuy bien para que nuestros bizcochos no se peguen y no se nos destrocen al desmoldarlos. 

Lo bueno, es que suelen ser muy bonitos, por lo que si hacemos una tarta que no precise ser desmontada, como puede ser un cinnamon roll gigante, podemos usarlos y servir el postre en ellos. 

De nuevo volvemos a Le creuset. 

Tengo estos moldes de cerámica de gres de Le creuset y hago unos mugcakes deliciosos.

Moldes de aluminio

Los moldes de aluminio son los más usados debido a su bajo precio y a su magnífico resultado en los postres. 

El aluminio es un gran conductor del calor por lo que el horneado es uniforme y además se calienta muy rápidamente. 

Con ellos nos quedarán unos bizcochos increíbles. 

Pero por poner una pega, es que no se pueden lavar al lavavajillas y que si al lavarlos a mano no los secamos bien, se oxidan. 

La marca que más me gusta es la de Wilton y Pme.

Este molde de aluminio de PME da unos resultados excelentes. 

Conclusión

En conclusión, os puedo decir que podría estar horas habñandoos de todos los tipos de moldes que hay para hornear pero este post sería interminable. 

Así de como mantenerlos, truquitos, o incluso de cómo convertir una medida a cada uno de los moldes según su forma. 

Pero hoy me he decidido por sus materiales, ya que para mí, lo primero a la hora de elegir que molde comprar, debemos fijarnos en cuál es el que de verdad necesitamos. 

A partir de ahí ya podremos escoger las formas o colores.

De todas formas, si queréis saber más sobre le tema de los moldes, en mi ebook para bizcochos os hablo de ellos. 

En fin amores espero que este post os guie un poquito más en vuestras andaduras en la repostería. 

Gracias por leerme. 

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Noelia Ortiz Encina.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon (proveedor de hosting de lolitalapastelera) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.